Oktoberfest: todo comenzó con una boda

En octubre llega algo que todos estábamos esperando: ¡la fiesta de la cerveza, el Oktoberfest! Aunque es una de las fiestas alemanas más populares, ¿sabes cuáles fueron sus orígenes? ¿Qué tipo de cerveza se toma en esta fiesta? ¿Qué significado tienen los trajes típicos de Baviera?

Os vamos a contar todas estas cosas en las próximas semanas, ¡hay muchísima información que queremos compartir con vosotros, beersapiens!

Para analizar los orígenes del Oktoberfest tenemos que remontarnos al año 1810, concretamente al 12 de octubre de ese año. En esta fecha, el príncipe heredero Ludwig de Baviera se casó en Munich, y decidió celebrarlo por todo lo alto e invitar a todos los habitantes de la ciudad a festejos que se alargaron más de cinco días: carreras de caballos, desfiles, bailes…. y mucha cerveza.  

Oktoberfest: todo comenzó con una boda

Los novios

Pero como buenos invitados a la boda (aunque varios siglos después), vamos a conocer un poco más sobre los novios. 

Los contrayentes eran Luis, futuro rey de Baviera, y una duquesa bávara. Se llamaba Teresa Carlota Luisa Federica Amalia de Sajonia-Hildburghausen (Teresa de Sajonia para los amigos) y había nacido el 8 de julio de 1792 en la extensa familia del duque Federico de Sajonia-Altenburgo y su esposa, la duquesa Carlota Georgina de Mecklemburgo-Sterlitz. Teresa creció junto a sus diez hermanos en el castillo de Hildburghausen, situado en el centro de la actual Alemania.

Teresa era un partidazo: inteligente, culta y bella. Pronto se unió a la larga lista de damas de alta cuna que iban a ser utilizadas para forjar alianzas entre estados. Llegó incluso a ser candidata a casarse con el emperador Napoleón Bonaparte. Pero sus padres encontraron al candidato adecuado en la casa de Baviera.

Oktoberfest: todo comenzó con una boda


En otoño, Teresa viajó hasta Munich para contraer matrimonio con el futuro rey. Como ya os hemos contado las celebraciones se convirtieron en un hecho histórico, que dieron origen al Oktoberfest que hoy conocemos. 

Sin embargo, esta celebración no fue el preludio de un matrimonio feliz. Teresa de Sajonia tuvo nueve hijos con su marido, con lo que prácticamente pasó su existencia embarazada. Y mientras tanto su Luis de Baviera coleccionaba amantes… Entre otras, la supuesta bailarina española (que ni era española ni bailaba muy bien) Lola Montez. La historia fue tan sonada, y fue tal el escándalo que se produjo cuando la convirtió en condesa, que le costó el trono. El rey tuvo que abdicar en su hijo y la amante huir a Suiza… donde esperó durante meses que él la fuera a buscar (cosa que nunca hizo). 

Pero claro, todo esto nadie se lo imaginaba cuando se reunieron en una explanada a las afueras de la ciudad. Estos terrenos que pasaron a llamarse Theresienwiese («prado de Teresa» en alemán). De hecho, los bávaros no dicen “Oktoberfest”, si no “Wies’n”.

Al año siguiente, para tener un mejor clima, la fiesta se adelantó al mes de septiembre, y desde entonces se celebra el primer sábado después del 15 de septiembre. Pronto la cerveza se convirtió en la protagonista de la fiesta. Fueron los fabricantes de esta bebida los que, poco a poco, se fueron haciendo con el protagonismo de la celebración. La llegada de sus carruajes al Theresienwiese marcaba el comienzo de la fiesta. 

¿Sólo un banquete de boda?

Sin embargo, algunos antropólogos señalan que, como en casi todas las celebraciones paganas, cuando se intentan formalizar, se une una antigua fiesta a un evento histórico que la legitime. Pero que en realidad, una fiesta similar al Oktoberfest ya se celebraba en esas fechas en la zona.  Por un lado coincide con la recogida de la cosecha, tradicional de finales de verano.  Por otro, con las tradicionales matanzas de cerdo, otra fiesta tradicional en el que la familia se reúne para preparar la carne y embutidos que serán consumidos durante todo el año.

Y por último, como ya os contamos en este artículo (link “descubrimientos históricos”), históricamente en Alemania no se permitía fabricar cerveza entre abril y septiembre.  Por eso, estas fechas marcaban el inicio del consumo del preciado líquido dorado.

Todo esto nos invita a pensar que antiguamente ya había algún tipo de festividad que unía cerveza, baile y comida en esa época, pero definitivamente se institucionalizó a finales del siglo XIX.

(...to be continued)

IMÁGENES: https://www.mujeresenlahistoria.com/2018/12/teresa-carlota-de-sajonia.html

Oktoberfest

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados