Envíos gratis a partir de 49€ en España peninsular y a partir de 79€ en Baleares

Serie Mujeres y Cerveza: El fin de las mujeres cerveceras... y su vuelta


Este recorrido sobre el papel de la mujer en la historia de la cerveza está casi acabando. Si no has podido leer los post anteriores te hago un resumen rápido: la cerveza nació en un entorno femenino, las mujeres eran las productoras y protectoras de este preciado líquido que tenía propiedades nutritivas, sanitarias e incluso litúrgicas. Pero, cuando la cerveza empezó a dar dinerito, se les echó a un lado y la fabricación y distribución pasó a manos de los hombres. 

Y así llegamos a los años 20 en Estados Unidos, cuando la ley seca y los gánsters. La elaboración de cerveza ilegal volvió al hogar y, por consecuencia, a manos de las mujeres. Después, en los años 30 y sobre todo en los 40, llegó la crisis y el periodo de entreguerras, donde las mujeres empezaron a trabajar en fábricas, también en las cerveceras, para sustituir a los hombres. Hasta aquí no pinta mal, ¿no?

Serie Mujeres y Cerveza: En fin las mujeres cerveceras... y su vuelta

En las décadas de los 50 y 60 la economía se empieza a estabilizar, llegan los albores de la sociedad de consumo, y con ella la imagen súper masculina que se asocia, todavía hoy, al mundo de la cerveza. ¿Te acuerdas de Mad Men? Fue en ese tipo de agencias de publicidad donde el papel de la mujer en el mundo de la cerveza quedó relegado a un mero reclamo de compra (cómo con tantos otros productos). De golpe, se acabó su vinculación a la producción, pero sobre todo, al consumo. Beber cerveza era de machos, de hombre que llega al hogar y necesita un trago. Las mujeres que bebían cerveza eran consideradas poco femeninas, y se difundió que había otro tipo de bebidas más adecuadas ellas y su feminidad, como por ejemplo los cocktails o los vinos espumosos. 

Afortunadamente, llegaron los años 70, y con ellos la abolición de esa prohibición de hacer cerveza para autoconsumo que seguía vigente ¡desde la Ley Seca! Los tiempos habían cambiado: había una vuelta a lo artesanal y el movimiento hippie y  contra el sistema había alcanzado también a la birra. Comenzaron a aparecer pequeños fabricantes con una orientación distinta al mercado industrial lager que predominaba. Y de nuevo la cerveza se asoció a la mujer, aunque con un componente contestatario y de revolución…. ¿no es genial ver a Janis Joplin bebiendo una lata en un festival de música?

Jenis Joplin

 

Sin embargo, a pesar de lo bonito de la imagen, no fue hasta finales del siglo XXI que la mujer consiguió recobrar el  protagonismo perdido. Por un lado, se fue incorporando al mercado laboral durante los 80 y los 90. Y por otro, el mundo artesanal quizás era más propicio a esa apertura, por el simple hecho que las empresas eran familiares. 

El recorrido hasta los tiempos actuales sigue sin ser fácil para la mujer en el sector de la cerveza, teniendo en cuenta que la lucha es en ocasiones una cuestión social, dadas las connotaciones que han estado vinculadas a esta bebida en el último medio siglo. 

Serie Mujeres y Cerveza: En fin las mujeres cerveceras... y su vuelta

Actualmente esta presencia femenina no sólo existe, sino que se reivindica. El papel de la mujer está más visibilizado y unido al resurgir del movimiento feminista. Cada vez es más común volver a encontrar maestras cerveceras, así como expertas en otros campos del mercado cervecero como el control de calidad, las finanzas, la cata o la asesoría.

Si a ti, amigo BeerSapiens, te pasaba cómo a mí, que no tenías ni idea de la importancia que había tenido la mujer en la historia de la cerveza, no te preocupes. Muchas veces, el problema viene de quién elige lo que se tiene que contar. Yo hoy me siento muy orgullosa de haber aportado mi granito de arena para aumentar la visibilidad de las mujeres en este sector. Así que, voy a elegir una cerveza artesanal con mujeres detrás y…. ¡brindar por ellas!

Cheers,

Autora: Laura García de Lucas


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados