La Blanca de Berlín, una cerveza con historia

Uno de los objetivos de Beer Sapiens es crear una comunidad de consumidores de birra que disfruten aprendiendo sobre el mundo de las cervezas artesanas. Para ellos os queremos dar la máxima información sobre las mismas, pero de una forma accesible, directa y divertida. 

Este mes hemos querido dar el protagonismo a las cervezas Sour porque son muy veraniegas: ¡refrescantes, poco alcoholizadas y con mucho sabor! No es de los estilos más populares, pero como ya os contamos aquí, tienen un punto salvaje y funky que seguro que os encantará. 

La Blanca de Berlín, una cerveza con historia

Hoy vamos a seguir hablando una subcategoría de estas cervezas, las Berliner Weisse, también conocidas como la “blanca de Berlin” o “el champagne del Norte”.

Cerveza de trigo…. pero no solo

Este estilo, como su nombre indica, proviene de la capital alemana, y es uno de los estilos ácidos más populares allí. Son cervezas claras y con un contenido alcohólico de entre un 2,5% y un 3,8%

La Blanca de Berlín, una cerveza con historia

Es una cerveza de trigo, con un aporte de este cereal de entre el 25% y el 30%. El resto suele ser malta pils. Se fermenta con levaduras ale y bacterias lácticas. Esto origina una acidez marcada y muy limpia. Debido a esta acidez tan marcada es costumbre tomarlas con un poco de jarabe de frambuesa o grosella (lo que es bastante "abominable" desde la percepción cervecera purista)

Un poco de historia

Las Beriner Weisse tienen características totalmente diferentes a las cervezas bávaras tradicionales. Esto se debe al tipo de fermentación, alta y con levadura salvaje, típica de la franja del norte y el centro de Europa.

La Blanca de Berlín, una cerveza con historia

Parece que su origen se remonta al siglo XVI, alcanzando su máximo esplendor a finales del siglo XIX donde se llegó a elaborar en más de 700 cervecerías de la capital bávara. Pero no queda del todo claro cuáles fueron sus orígenes, ya que existen dos teorías sobre los mismos. Por una parte se atribuye su nacimiento a los hugonotes, nombre con el que se conocía a los protestantes franceses de doctrina calvinista durante las guerras de religión. Se piensa que esta población, que emigró de Francia y Suiza a la zona de Berlín y Brandeburgo, incorporó conocimientos sobre la elaboración de cerveza con lactobacillus y malta de trigo a su paso por Flandes, cuna de las lambics belgas con las que guardan gran relación.

La segunda hipótesis sobre su nacimiento pone el foco en el maestro cervecero Cord Broihan, de la ciudad alemanda de Hannover. Se dice que la Berliner Weisse fue el resultado de tratar de copiar una cerveza muy popular en Hamburgo a principios del siglo XVI, pero cambiando al trigo como ingrediente principal. Algunas fuentes apuntan que la evolución de esta bebida, que llegó a estar muy en boga, dio lugar al estilo que conocemos hoy. 

Curiosidades sobre las Berliner Weisse 

  • El término “Weisse” en realidad significa blanco y no trigo como muchos creen. Parece ser que este término se usó en el pasado para distinguir la cerveza de trigo pálida de sus contemporáneas más oscuras (“Dunkel”). 
  • La primera mención específica al estilo fue en 1592 y vino de la mano del pastor protestante Johannes Coler. Medio siglo después, en 1642, el médico berlinés J. S. Elsholz, registraba la receta de la «Berlinische Weizenbier» (cerveza de trigo de Berlín) en un libro de cocina.
  • En su época de mayor esplendor, finales del s. XVI, se llegó a elaborar en más de 700 cervecerías de la capital bávara y hasta el mismísimo Napoleón y sus tropas le pusieron el sobrenombre de “el champagne del Norte” durante el asalto a Berlín en 1809.
  • Debido a su acidez, a principios de siglo era muy popular tomarla con strippe, un chorro de licor de alcaravea. Actualmente es muy común que se tome con un trago de jarabe de frambuesa (himbier), que le da un característico color rojo, o de aspérula (walmeister), una hierba con un sabor y aroma dulzón a vainilla y de un vistoso tono verde.
  • Si vas a un bar alemán y pides un “cuenco de cerveza de trigo” te servirán una Berliner Weisse con cerezas, azúcar y brandy  

Aquí tienes unos cuantos datos que harán que tus amigos se queden con la boca abierta cuando estéis probando este estilo. Eso sí, no hace falta que os vayáis a Alemania para hacerlo. En nuestra tienda puedes encontrar Berliner Weisse, hechas por cerveceros artesanos españoles, que os van a encantar. ¡Salud!

Cervezas estilo Berliner Weisse

  

Fuente: loopulo.com, delgranoalacopa.com

Autora: Laura García de Lucas

Berliner weisseCerveza acidaCerveza alemanaCerveza de trigoCerveza de veranoCerveza fresca

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados